una nube de cenizas…

18 04 2010

Hay veces en que quienes tienen el poder y forman un Gobierno (lo que no necesariamente ni siempre coincide) cometen incesto con quienes les ceden ese poder porque confían en ellos. Todo acto incestuoso revela una degradación del sentimiento moral. Unos señores repeinados con la mantequilla del poder y perfumados con agua vieja están levantando un muro ante la esperanza que es la “Ley de Dependencia” y echando barro sobre los brazos alzados de miles de personas dependientes. A estos señores, que muchas veces andan pendientes de la lotería,

les conviene no olvidar un número: 4.115.

Son las personas dependientes de la Región de Murcia que han muerto sin poder disfrutar de su derecho a un servicio o prestación de la Ley de Dependencia.

Estos señores recuerdan a los “Hombres Grises” de Momo, van esquivando su mirada y poniendo sonrisa “cara al sol” mientras miles de personas con nombre, apellidos, domicilios, sentimientos y sentido común se aferran a su camino, sobre el que estos señores de impostada voz marmórea clavan su minúscula pisada.

Celebro que, ante la indignidad y el abandono incestuosos del Gobierno del PP de la Región de Murcia hacia las personas dependientes, UGT, CCOO y la Confederación de Asociaciones de Vecinos hayan impulsado una Plataforma por la Ley de la Dependencia, para acabar con el silencio vergonzo y cómplice de los dirigentes de algunas asociaciones y de la mayoría de Ayuntamientos y de sus mini-gobernantes,

que no se atreven a levantar ninguna bandera, porque no tienen bandera propia y sólo llevan prestada la tela de la sábana del poder que les mantiene en la estela de esos señores repeinados con la mantequilla del poder y perfumados con agua vieja.

El sábado, 17 de abril, se constituyó esta Plataforma, allí pude escuchar la voz fuerte de mujeres y hombres más fuertes, defraudados ante quienes en lugar de respetar su camino y hacérselo más corto les levantan catedrales de hormigón.

Algo se mueve en la conciencia de esta Región o debiera moverse. Tantas veces nos puede el deseo que es fácil confundirlo con la realidad. Y no hay movimiento, por suave que sea, que no levante el cabello y algo de polvo. Alicia en el país de las maravillas nos enseñó que si siempre tomamos el camino que nos señalan nos quedamos sin camino, andamos el de otros, pero si lo intentamos hacer nosotros, será posible elegir uno. No perdamos más tiempo mirando la nube.

Ley de Dependencia en Molina y en Murcia: Ni boicot ni silencio vergonzoso y cómplice

Anuncios

Acciones

Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: